¿Corales marinos consumiendo plástico?

Si bien nuestro mar argentino está cerca de un de los giros oceánicos, el del Atlántico Sur –causantes de contaminación antrópica–, no tenemos los problemas respecto de la contaminación por macropartículas plásticas, como tiene por citar como ejemplo, Hawaii.
Asimismo, no podemos mirar para otro lado en cuanto a la calidad de vida de nuestros mares, como organismo vivo que son. Son ellos, al fin y al cabo, los responsables del 25% de absorción del dióxido de carbono (CO2) que emite nuestro planeta. Pero esta absorción, dentro del ciclo de equilibrio químico de los océanos, está siendo riesgosa para ellos dando como resultado una acidificación en un ritmo muy elevado.
1444765994-learn-1
Lamentablemente, no es la única amenaza que hoy tienen por delante, ya que los micro-plásticos están cada vez más y más presentes en las noticias ambientales.
En las últimas semanas, un artículo sobre un estudio realizado en la Universidad de Duke (Durham, Carolina del Norte 27708, EE. UU), nos alertaba sobre la ingesta de micro-plásticos por parte de los corales, y una causa adicional a este comportamiento, al parecer no tan extraño: el plástico contiene algo, que lo hace sabroso para los corales.
Realizaron estudios con variedades de corales, demostrando que existe una atracción al micro-plástico, basado en los aditivos químicos que contienen.
Pero, no obstante, más ensayos serán necesarios para determinar cuáles son estos aditivos, que hacen que el material plástico sea tan tristemente irresistible para los corales. Sabiendo esto a priori, enfocaremos la fabricación del material plástico, sin estos compuestos atractivos. De esta forma, se podrá reducir y mitigar esta problemática. Pero aun así, es necesario que el plástico (antes de degradarse por causas meteorológicas y físicas en micro-plásticos), no terminen en los mares del mundo.
th_1cce678baa2865fe866ba90e481edd63_2707960
Seamos responsables con nuestros residuos. Existe una alta probabilidad que terminen en nuestros ríos, y de allí, al mar. La fauna, cada vez más amenazada por la contaminación de su hábitat, tiene a ser rehenes ambientales de nuestras acciones.
Las buenas prácticas durante la gestión de la basura, disminuyen este riesgo. Acciones simples como no tirar papeles al piso, o separar nuestros residuos, hacen una gran diferencia.
¿Cómo esperamos cambiar la realidad si hacemos siempre lo mismo? Innovemos!
Por: Lic. Mauro Borsella
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s