Cuando las selfies ponen en peligro la fauna

En febrero de 2016, en una playa de la provincia de Buenos Aires, una cría de delfín franciscana muere a manos de unos bañistas que la habían sacado del agua para sacarse una foto con el animal. Esta práctica, conocida como wildlife selfie, que consiste en sacarse una foto con un animal salvaje es una práctica cada vez más común en las redes sociales, especialmente Instagram, a tal punto que la famosa red social está comenzando a prohibir selfies en la que estén presentes animales exóticos.

Anuncios